Si sólo me quedara una hora de vida

Si sólo nos quedara una hora de vidaEl título sugiere por definición un estado de urgencia. Apenas 60 minutos nos separan de nuestro final. ¿Qué hacer durante ese lapso? ¿Qué pensar? ¿Miramos hacia atrás para recordar o intentamos vivir con intensidad ese presente que se hace breve de manera inexorable?
Confrontar estas interrogantes es lo que nos propone el filósofo Roger-Pol Droit, las cuáles él contesta desde su propia perspectiva y con ello nos invita a plantearnos nuestras propias respuestas.
En esencia el estar colocados en ese lapso breve y dramático, resulta en un buen en escenario para plantearnos lo que en la vida en verdad importa. Para ello Droit sugiere escapar de los lugares comunes, de los valores entendidos, de los clichés.
A manera de ejemplo, él crítica a aquellos que recomiendan que debemos aprender a morir, ¿Y cómo se puede hacer esto si la muerte es algo irrepetible? Quizá, entonces, el planteamiento que nos deberíamos hacer es cómo, si podemos, conducimos nuestra vida hasta el final.
Por último, vale la pena destacar que la obra de Droit demuestra un empeño por discutir cuestiones filosóficas de una forma amena y cercana a nuestra cotidianeidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s