¿Cuánto nos cuesta una curul de la Cámara de Diputados?

Con base en la fórmula plasmada en la Constitución para determinar el volumen de recursos que anualmente se les entrega a los partidos políticos, este año el INE les transfirió $ 1,172,863,734, para que cubrieran los gastos de sus sendas campañas electorales con motivo de la renovación de la Cámara de Diputados. Dicha cifra equivale al 30% del monto que cada partido recibió para costear sus actividades ordinarias.

Esto significa que este año, los contribuyentes gastamos en campañas políticas, un promedio de $2.3 millones por cada una de las 500 curules que tiene la Cámara de Diputados.

Sin embargo, cuando comparamos lo que cada partido recibió para la campaña de diputados con el número de diputaciones que ganaron, podemos observar que no todas las curules nos costaron igual, como se observa con claridad en la siguiente gráfica:

Costo por curul2

En el caso de la mayoría de los partidos, le gasto de campaña por cada diputación conseguida supera el promedio. Sin embargo, destacan como las curules más onerosas aquellas del Partido del Trabajo y Nueva Alianza, porque cada una nos costó $ 11.2 y $7.7 millones respectivamente. O sea, que estas cantidades son las que el contribuyente debió gastar para que algunos candidatos de esos partidos se convirtieran en diputados, pese a que es muy probable que el primero pierda su registro.

En el otro extremo, se observa que sólo tres partidos estuvieron por debajo del promedio. Destaca entre éstos el caso de MORENA, porque medido en términos de curules ganadas, fue la formación política que más rentabilizó el gasto en su campaña, a lo que se agregó el lucro que López Obrador hizo de su capital político, lo que le permitió robarle “clientes” al partido que lo encumbró.

Otro caso que vale la pena destacar es el del Partido Verde, porque pese a que no ganó ningún distrito, su alianza con el PRI le permitirá tener 45 diputaciones aproximadamente, las cuales pudo alcanzar a un costo por curul más bajo que el promedio, gracias a la sinergia que le representó cobijarse en los recursos y vincularse al desempeño electoral del tricolor, quien fue la formación que más curules ganó. Razón que explica porque el costo por curul fue inferior al promedio.

Desde un punto de vista financiero, ¿qué le representa al contribuyente que el Partido del Trabajo y el Partido Humanista pierdan su registro? En términos precisos, una pérdida de $510 millones que es la suma de los recursos que este año se le dieron a ambas formaciones políticas.

Visto desde otra perspectiva, el riesgo financiero que implica la gestión y el desempeño electoral de un partido político, corre en su totalidad a cargo de los contribuyentes, lo cual pone a éstos en una posición asimétrica con relación a quienes los fundan y los dirigen, dado que éstos son los principales responsables de sus resultados electorales y, pese a ello, no asumen ningún riesgo.

¿Qué valor le agrega a la sociedad un partido que fracasa? ¿Cuánto hubiéramos podido hacer en muchas zonas paupérrimas del país con $510,000,000 que acabamos de tirar a la coladera? ¿Tiene sentido gastar tanto dinero público en campañas, cuando candidatos independientes han logrado resultar ganadores con recursos sensiblemente menores a los que sus contrincantes tuvieron a su disposición?

Válida es la razón de financiar a los partidos con recursos del erario para evitar la intromisión de intereses mercantiles, religiosos, extranjeros o, abiertamente criminales. Pero, este motivo se ha convertido en una justificante para que los propios partidos desde sus acojinados asientos en los Congresos Federal y Estatales establezcan reglas abusivas y desproporcionadas, que les permiten disfrutar de una corriente de recursos que está legalmente indexada por encima de la tasa de inflación, que no está sujeta a ninguna medida de desempeño y que es inmune a recortes presupuestales, crisis económicas o devaluaciones de la moneda que, en cambio, cuando se presentan, sí afectan los bolsillos de la mayoría de los mexicanos.

Si el concepto del presupuesto base cero, es romper con la inercia de justificar el gasto del año siguiente con base en lo gastado en el anterior, y en su lugar justificar cada renglón presupuestal con base en sus propios méritos, es indispensable que por esta criba también pasen las reglas a través de las cuales se calcula la bolsa de recursos que cada año se les entrega a los partidos.

Palabras convencen, ejemplos arrastran. Pero si éstos son malos entonces nos hunden, como ocurre cuando aquellos que aprueban el presupuesto terminan derrochándolo.

Si quieres sumarte a una iniciativa que a este respecto estamos promoviendo varios ciudadanos, te invito a conocer nuestra propuesta “Primero cumplan, después les damos” bit.ly/1EAGHxE

14 pensamientos en “¿Cuánto nos cuesta una curul de la Cámara de Diputados?

  1. En efecto es una inmoralidad perversa el gastar tanto en financiar a los partidos polýicos. No se como le hagan en otros paises para mantener su partidocracia pero en México de los años 70, el Partido Mexicanos de los Trabajadores hizo política sin acceder al dinero oficial. Todo era aportación de sus militantes y simpatizantes. Así cuando el partido deja de ser útil se disuelve y no se mantiene a una partida de vividores, entre los que destacan las radiodifusoras y televisoras. No es cierto que el financiamiento oficial detenga el financiamiento faccioso de intereses ocultos, los sigue habiendo como tampoco es cierto que los jueces super pagados estén exentos de corrupción. Tu propuesta es interesante porque permite regresar a esa época de los 70 pero aplicandolo a todos los partidos.

  2. Es realmente grave que un país gaste esas cantidades en una jornada electoral y, además, tenemos que agregar lo que nos cuesta el INE con súper sueldos y gastos mucho más altos que cualquier empresa productiva.

  3. Estimado Alfredo, estoy convencido que si sumamos una propuesta ciudadana para hacer los cambios de fondo a las leyes que regulan las elecciones, haciendo consensos tendía mejores resultados que desgastarnos sobre lo que ya esta hecho.

    Ayer leí una articulo, “Despertamos y el sistema seguía ahí” del que rescato los siguientes puntos que considero importantes.

    La revocación del mandato para quienes incurran en claros abusos de poder o corrupción.

    Estimado Alfredo, estoy convencido que si sumamos una propuesta ciudadana para hacer los cambios de fondo a las leyes que regulan las elecciones, haciendo consensos tendía mejores resultados que desgastarnos sobre lo que ya esta hecho.

    Ayer leí una articulo, “Despertamos y el sistema seguía ahí” del que rescato los siguientes puntos que considero importantes.

    La revocación del mandato para quienes incurran en claros abusos de poder o corrupción.

    La exigencia de darle valor jurídico al voto nulo para que si es mayor que la votación por un candidato, se anule la elección y se convoque a otra con otros candidatos.

    La exigencia de que el voto nulo debe ser tomado en cuenta para decidir el mantenimiento del registro de los partidos.

    La exigencia de la reducción en 50% del financiamiento público a los partidos.

    La propuesta de atar el voto nulo a la cantidad de recursos que se destina al voto nulo y no en función del padrón como ocurre ahora.

    Correcciones a la legislación electoral para bajar las barreras de entrada que los partidos le han colocado a las candidaturas independientes.

    Correcciones al Sistema Nacional Anticorrupción para que se elimine el fuero y se incluya la posibilidad de investigar al presidente –hoy inmune– por conflictos de interés o casos de corrupción.

    La exigencia de que se le quite a los partidos el nombramiento de los consejeros del INE para asegurar su imparcialidad y autonomía, hoy en duda.

    La exigencia de que la lista de plurinominales se abra –como ocurre en muchas democracias– para que no sean los partidos sino los electores quienes decidan cuáles candidatos entran por esa vía y cuáles no.

    Modificaciones sustanciales al sistema de financiamiento partidista –repleto de regulaciones absurdas– que tan sólo han producido un clientelismo desbordado y un mercado negro de dinero no regulado.

    Agregándole en el segunda, la abstención en la boleta, ya que el abstenerse es un derecho que debería de contar.

    Ejemplo.

    Me abstengo porque no me convence ninguna de las propuestas.

    • Gracias por tus comentarios y compartir los puntos más sobresalientes de los artículos que leíste y que coinciden con lo que muchos deseamos hacer.
      Si en lugar de usar el padrón, utilizamos el número de votos contados (Sin votos nulos) para calcular la bolsa que se reparten los partidos. Ésta sería de la mitad.
      ¿Me podría decir donde los puedo encontrar?
      Saludos

  4. Alfredo:
    Acertadísimo tu artículo y creo que la mayoría de los mexicanos estamos hartos tanto del dinero tirado a la basura tanto de esta manera, como del que se embolsan, a manos llenas, los políticos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s